:: La porteñidad al palo ::

Publicado: septiembre 1, 2009 en Arquitectura, Buenos Aires, Historia
Etiquetas:, ,

El Obelisco se inauguró el 23 de mayo de 1936. Se construyó para conmemorar el cuarto centenario de la fundación de Buenos Aires hecha por Don Pedro de Medoza (en realidad no se puede considerar una fundacion si no mas bien un asentamiento).

La Plaza de la República (que otrora fuera una rotonda para facilitar en transito) adoptó una forma totalmente redonda con piso de cemento y en su centro se construyo el Obelisco. El arquitecto encargado del proyecto fue Alberto Prebisch quien explicó: “Se adoptó esta simple y honesta forma geométrica porque es la forma de los obeliscos tradicionales….. Se le llamó “Obelisco” porque había que llamarlo de alguna manera. Yo reivindico para mi el derecho de llamarle de un modo más general y genérico: “Monumento””. Baldomero Fernández Moreno lo llamaba “Espada de plata refulgente.”

En cuanto a sus características técnicas: mide 67.50 metros. Para subir a la cúspide (que posee 4 aberturas) existe una escalera recta de 206 escalones, con 6 descansos. En su construcción intervinieron 150 obreros y se usaron 1360 metros cuadrados de piedra blanca de la provincia de Córdoba. Al día siguiente de la inauguración algunas de las lajas de Córdoba comenzaron a desprenderse (dicen que por el temblor que provocaba el subterráneo) por lo que en 1943 se opto por quitar la piedra blanca y se dejo el cemento con hendiduras.

Las 4 caras del Obelisco tienen leyendas grabadas que se relacionan con eventos históricos:
1) la orientada a Carlos Pellegrini: conmemora el 4to. centenario de la fundación de Buenos Aires por Pedro de Mendoza (aunque haya sido sólo un asentamiento).
2) la orientada a Corrientes: rinde homenaje a la segunda fundación de Buenos Aires por parte de Juan de Garay (en realidad seria la primera fundación).
3) la orientada a Cerrito: es en honor a la transformación de la ciudad al convertirse en la Capital Federal de la República. Por iniciativa del presidente Nicolás Avellaneda y decreto del Presidente Julio A. Roca.
4) la orientada a Corrientes Norte: recuerda el lugar donde se encontraba la Iglesia San Nicolás de Bari y donde se izara por primera vez la bandera.

Ninguna de las caras recuerda el nombre del Arquitecto Prebisch.

Su construcción generó polémicas, hubo opiniones afirmativas pero también una ola de criticas que desato una “obeliscofobia”. Los políticos opositores querían demolerlo pues decían que no servia para nada, los teatros de revistas lo ridiculizaban, hasta el Consejo Deliberante resolvió demolerlo en el mismo año de su construcción!

Pero se salvo de la piqueta pues es un monumento que está bajo jurisdicción de la Nación. ¿Que otros nombres recibió? “pinchapapeles de acero y cemento”, “zángano”, “tachuela monumental”. Hasta entre los propios arquitectos de la época surgían polémicas: “Es una pirámide y no un obelisco” (Bigatti), “Lo considero acertado” (Guido), “Será un símbolo para la ciudad” (Lagos)…

¿Pero que seria de Buenos Aires sin su Obelisco? El Arquitecto Lagos acertó con su opinión.

Anuncios
comentarios
  1. […] Para conocer mas de este simbolo lee un post anterior de Infinita Buenos Ayres, ” La porteñi… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s