:: El primer chef porteño ::

Publicado: mayo 29, 2010 en Buenos Aires, cocinero
Etiquetas:,

Ni el Gato Dumas, ni Narda… ni la mismísima Doña Petrona, ninguno de ellos puede acreditarse el titulo de ser el primer chef de Buenos Aires.

Les presento al primer chef porteño: Monsieur Raymond Aignesse, alias “Monsieur Ramón”. Enchante!

Nuestro chef había llegado de Francia al Río de la Plata en 1790 y ya en 1794 fue el encargado de una pantagruélica morfeta que se le brindó al Virrey Olaguer Feliu, fue uno de los primeros banquetes gubernamentales de la historia argentina y tuvo lugar en la zona de la Chacarita.

Pero que manjares preparó Don Ramón para este acontecimiento? Anoten: 2 pavos y 10 pavitas asados al horno en salsa de ajos y cebollas, con mandioca frita en grasa de vaca. Como si esto fuera poco se prepararon 7 pares de pichones en escabeche, con vinagre, cebollas y pimienta en grano. El señor Virrey se quedó con hambre? Pues entonces sírvanle ahora 18 patos (asados), 22 pollos guisados, 19 gallinas hervidas con chorizos, morcillas y salchichas

Esperen! No se levanten de la mesa! Todavía faltan los pescados: pejerreyes, lisas, anguilas doradas en aceite, bacalao y anchoas conservadas en sal. Ah! Y las patitas de cordero cocidas en agua, vino y alcaparras, lenguas de vaca hervidas, dos jamones bien estacionados. Y para que todo este festín no se le quede atragantado al señor Virrey lo acompañaron con vinos de Oporto, Mendoza y Charlón de Catalunia.

Así fue el debut de nuestro chef. Pero no se quedó sólo con el mérito de haber preparado el primer banquete gubernamental. Inquieto, decidió abrir el “Café de la Comedia” que estaba ubicado en las actuales Reconquista y Perón (al lado estaba ubicado el teatro Coliseo Provisional)

Este Café fue el lugar top donde concurrían la flor y nata de Buenos Aires. Mister Brackenridge (secretario de una misión diplomática de Estados Unidos) nos lo describe: “… un amplio café donde en los entreactos el público acude, pues se comunica con el teatro mediante una puerta plegadiza. En el amplio salón se ven centenares de oficiales y ciudadanos pasándose mezclados o en grupos alrededor de las mesitas, bebiendo café o chocolate o tomando refrescos. Los hombres de Buenos Aires disipan gran parte de su tiempo en estos sitios, de los que hay siete u ocho y siempre llenos al mediodía o por la tarde, como en New Orleans

En el proximo post continuamos con las aventuras porteñas de Monsieur Ramon, primer chef de Buenos Aires: se lo imaginan en el Canal Gourmet haciendo estas recetas virreinales?

Pintura: Naturaleza Muerta de Candido Lopez
Fuente: Los Sabores de la Patria de Victor Ego Ducrot

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s