Posts etiquetados ‘Hoteles’

:: Plaza Hotel ::

Publicado: septiembre 9, 2009 en Buenos Aires, Hoteles
Etiquetas:,

plaza hotel

A pesar del lujo que comúnmente ostentaban los hoteles de la Avenida de Mayo, a fines de la década de 1900 no había ningún establecimiento hotelero en Buenos Aires diseñado a gran escala y con todas las cualidades que debía poseer un albergue de carácter internacional. El primer emprendimiento para levantar un hotel con estas características tuvo como promotor a Ernesto Tornquist, uno de los comerciantes más acaudalados de la ciudad. Tornquist había nacido en Buenos Aires en 1842, marchándose muy joven a Europa, donde trabajó con importación y exportación. Cuando regresó a Argentina se dedicó al comercio, levantó cuarenta empresas y también fundó el pueblo que hoy lleva su nombre. Finalmente fue idea suya construir el hotel más suntuoso de Buenos Aires.

plaza hotel

Con ese fin adquirió el terreno de la esquina NE de Charcas (hoy Marcelo T. de Alvear) y Florida, frente a su residencia, la misma donde funcionó el primer ascensor de vapor. Ese terreno, que en 1907 era un corralón de venta de carbón y leña, sería el destino del futuro “Plaza Hotel”, el más moderno y más elegante de Buenos Aires al momento de su construcción. Para concretar su sueño, Tornquist se contactó con Alfred Zucker (1852-1913), un arquitecto alemán que residía en Nueva York y que en 1904 había viajado al Río de la Plata con el fin de participar en el concurso para el Palacio Legislativo de Montevideo. En Nueva York, Zucker había sido encargado de la construcción del Hotel Majestic neoyorkino y del Park Row Building, en ese entonces el edificio más alto del mundo. Sin duda, conocía mucho acerca de los rascacielos y fue ese el sentido que le dio a la obra que Tornquist le encargaría en Buenos Aires.

El edificio del Plaza Hotel fue programado para ser construido en un corto plazo, lo que fue posible al emplear una estructura metálica independiente. Cuenta la leyenda que Rosita Altgelt, esposa de Tornquist, le reprochó a éste que el edificio le iría a sacar el sol de la tardecita y que por eso se dejó sin edificar la esquina de Charcas y Florida. Las tareas comenzaron en marzo de 1907 y finalizaron días antes del 15 de julio de 1909, fecha oficial de su inauguración. Ese día concurrieron a la cita el Presidente José Figueroa Alcorta, altas autoridades del Gobierno y personalidades de la banca y el comercio porteño. Ernesto Tornquist no pudo estar presente; había fallecido el 17 de junio de 1908. Al momento de su inauguración, el Plaza fue presentado como el más lujoso y moderno hotel de Sudamérica. Para la ocasión fue editado un libro en español e inglés en el que se detallaban todas las comodidades del establecimiento.

El Plaza Hotel fue el primer edificio con 9 pisos en Buenos Aires. Cuando se inauguró tenía 160 habitaciones y 16 suites, contando con un subsbuelo, una planta baja, un piso mayor y dos alas con otros siete pisos altos. El noveno piso era una terraza con cocina independiente, apta para ser utilizada como “roofgarden”, en tanto que el octavo era de servicios: tintorería, tapicería, etc. El séptimo estaba ocupado por oficinas de administración y directorio, desde donde se podía tener una vista espléndida de la ciudad. Como la altura del edificio desde el nivel de la vereda es de 63 metros, lo convertía en el momento de su construcción en el edificio más alto de la ciudad en su tipo, de hecho en el Censo Municipal de 1909 se lo menciona como el “primer rascacielos” porteño.

plaza hotel

Entre las principales novedades del Plaza Hotel se encontraban unos tubos neumáticos que permitían trasladar pequeños bultos desde cada piso hasta las oficinas; una escalera mecánica (probablemente la primera que hubo en Argentina); los primeros placards, en ese entonces llamados “roperos americanos”; un sistema de calefacción central; instalación de agua fría y caliente; electricidad de alta y baja tensión y conexión de los cuartos con el central por medio de teléfonos, con los que también se podía hablar a distintos puntos de la ciudad e inclusive hasta Rosario. Los ascensores, fueron instalados por la firma Buxton, Cassini & Cía, representantes de la empresa Otis. Oscar Galli fue el autor de las esculturas externas, así como de otras situadas en el salón interior. El escultor alemán Gustav Eberlein también realizó obras para el edificio. Entre la colección de pinturas del hotel se destacan las del español Vila y Prados, las del alemán Beuersch, las de G. Carmignani para el comedor principal, las de F. Benesch para el salón de baile y las de Miriam Rocher para el “grill-room”, donde se podía comer de manera más informal, sin traje de etiqueta. El amoblamiento del edificio fue realizado en forma conjunta por la firma local Thompson & Co y la inglesa Warning & Gillow.

plaza hotel antigua foto

Diez años después de la inauguración del Plaza, los arquitectos Giré y Molina Civit proyectaron la esquina de planta baja y primer piso donde hoy se halla la entrada principal. La modificación se realizó sin afectar el sol que Rosita Altgelt no quería perder. La idea original de Tornquist era que en el futuro, el hotel ocupara toda la manzana. Sin embargo, la crisis de 1930 puso un freno al proyecto y Carlos Alfredo Tornquist, hijo de Ernesto, vendió el solar de Florida que lindaba con el hotel a Corina Kavanagh. Los cuerpos que seguían por Charcas hacia San Martín se levantaron recién entre 1942 y 1948, completándose también el noveno piso. Entre 1977 y 1978 le fueron agregadas nuevas habitaciones, en una obra que fuera encargada al arquitecto Clorindo Testa. Así se pasó de 300 a 400 piezas, quintuplicándose la cifra de 1909.

plaza hotel

Entre los huéspedes más notables del Plaza estuvieron Charles de Gaulle, Rock Hudson, Indira Gandhi, Reza Pahlevi, Liza Minelli, Mikhail Baryshnikov, Emerson Fittipaldi, Henry Ford, Rabindranath Tagore, Albert Sabin, Golda Meir, el Marahá de Kapurtala, Theodore Roosevelt, Alain Delon, Jack Dempsey, Neil Armstrong y José Ortega y Gasset.

No cabe ninguna duda de que el Plaza Hotel dio un giro fundamental en cuanto a la construcción de rascacielos en Buenos Aires. La década del ’10 marcaría el rumbo definitivo con la construcción de los dos primeros “skyscrapers” que tuvo la ciudad: el “Railway Building” y la “Galería General Güemes”, padres de todos los rascacielos porteños.

p1030744

Anuncios

:: (No) Demoliendo Hoteles ::

Publicado: julio 17, 2009 en Buenos Aires, Hoteles
Etiquetas:,

Alvear-Plaza-San-Martin-ok_th_2


El Alvear Palace Hotel iniciará las obras de dos nuevos y lujosos hoteles para la ciudad de Buenos Aires: “Alvear Plaza San Martín” y “Alvear Puerto Madero”. La inversión para ambos sera aproximadamente de U$S 60 millones.
En junio se inicia la obra del “Alvear Plaza San Martín”. Esta ubicado en Suipacha (entre Santa Fe y Marcelo T. de Alvear). Contará con 150 habitaciones, salón para eventos y reuniones, y un exclusivo Fitness Center.
“Alvear Puerto Madero” tendrá tambien 150 habitaciones y 40 residencias de lujo Estará ubicado en Aimé Paimé. Además el Alvear Puerto Madero tendrá el primer restaurante de la ciudad a 135 metros de altura al cual se accederá en un ascensor directo de alta velocidad.
Vayan haciendo su reserva



Algunas imagenes de la obra en construccion del Alvear Plaza San Martín